LOS PADRES DE LA ARQUITECTURA MODERNA


La arquitectura moderna como hoy en día la conocemos, nace en la década de 1920 como respuesta a la industrialización acelerada y los cambios sociales, esta tiene sus orígenes en Europa y los Estados Unidos. El estilo de arquitectura moderna se caracterizó por el uso de nuevos materiales y tecnología avanzada, cambiando totalmente estilos de la época. El modernismo enfatizó la función, y la simplicidad, creando nuevas formas de expresión con una nueva estética.


Se considera el padre de la arquitectura moderna al Arquitecto Le Corbusier, el represento el inicio de esta tendencia en Francia y es imposible concebir este cambio sin hablar de La Ville Savoye; A casi 100 años de cumplir la Ville Savoye sigue estando a la vanguardia de la arquitectura moderna, nadie hubiera podido con este peso como el arquitecto Le Corbusier, esta obra donde la belleza está sustentada en la practicidad y funcionabilidad cuyo desarrollo este inspirada en la maquinaria y nuevos materiales constructivos como el concreto y el acero, que hoy en día parecen elementales en todos los edificios, pero hace 100 años era lo más novedoso.


Rechazo los rasgos tradicionales y tendencias de construcción, utilizando líneas simples, figuras geométricas básicas, y el aprovechamiento de la luz natural. También propone un sistema Le Modulo, Donde las medidas del cuerpo humano son consideradas al diseñar los espacios estableciendo una proporción real, entre los edificios y el hombre. En la villa Savoye, le Corbusier ejemplifica su idea como una máquina para vivir, ya que es funcional, y de esa funcionalidad deriva su belleza, estoy convencida que este fue el cambio que se necesitaba para vivir como hoy vivimos. Esta casa está construida sobre pilotes, y se propone por primera vez un jardín en el techo que hoy conocemos como Roof garden.





El orden y la claridad, es un reflejo de la arquitectura del conocido arquitecto Suizo; el gran LE CORBUSIER.

Continuamos con el arquitecto Frank Lloyd Wright (E.U.A), al que personalmente cada vez que puedo, visito y conozco más de su obra, el recorren sus espacios limpios, blancos con sus jardines y la relación extrema que tiene con la naturaleza, me parece un sueño estar sintiendo su arquitectura.


La creación más famosa, la Casa Kaufmann o Casa de la Cascada (Fallingwater, Pensilvania) , que se adapta a la perfección al escalonamiento del terreno y prolonga hacia el exterior el espacio interior, en una búsqueda de integración entre arquitectura y naturaleza. A raíz de esta construcción, el concepto de arquitectura orgánica (corriente de la que Frank Lloyd Wright es considerado el máximo exponente) frente a la arquitectura racionalista de Le Corbusier, comienza a generar diferentes corrientes a la arquitectura contemporánea.


Otro de sus edificios imposibles de no nombrar es el Museo Guggenheim de Nueva York. Wright plantea que los visitantes del museo llegaran a la parte superior del edificio en un elevador, y que descendieran con un ritmo pausado a través de la suave pendiente de la rampa continua, para que vieran el atrio del edificio como la pieza final de arte de la exhibición.


El legado de Frank Lloyd Wright comprende 679 edificios proyectados a lo largo de sus 72 años de vida profesional.


La funcionalidad es otra característica importante de la arquitectura moderna. Aquí, salen de escena los adornos exagerados para dar lugar a rasgos y estructuras que sean prácticos, funcionales y necesarios. En la arquitectura moderna todo aquello que no agrega función es descartado. Incluso la famosa frase “menos es más” es acreditada al arquitecto modernista alemán Mies van der Rohe, uno de los iconos de la arquitectura en el mundo.


La obra de Mies Van der Rohe destacada por la composición geométrica, la ausencia de elementos ornamentales, el uso de proporciones, elegantes materiales como el mármol, ónice, acero cromado, bronce o maderas nobles y con gran precisión en los detalles de los acabados. Su funcionalismo en el diseño son base no sólo para la arquitectura, también lo son para el resto de las artes.

El pabellón nacional de Alemania con motivo de la Exposición Universal de Barcelona de 1929, es su obra maestra.


Ludwig Mies van der Rohe, intervino en el pensamiento norteamericano al traer los principios europeos, y el edificio Seagram es un ejemplar de este suceso., La solución de Mies estableció un estándar para el rascacielos modernos. El edificio se convirtió en una continuidad monumental de bronce y cristal oscuro que tiene 515 metros hasta la cima de la torre, uniendo la gran superficie de granito de la plaza de abajo. También fue el primero de su tipo en complementarse con una plaza, revolucionando la importancia de los espacios públicos en las ciudades urbanas.


Posiblemente sin estos fundamentos hoy nuestras ciudades más vanguardistas no tendrían este toque de modernidad que hoy vivimos. Vale la pena conocer sobre quienes fueron las mentes revolucionarias que nos han permitido vivir con ese toque de calidad, de elegancia pero principalmente de simplicidad.