LILIANA CARMONA BOTTIER

El Poder De La Mujer Emprendedora


Si bien es cierto, que el mundo está cambiando porque cambiar es la opción, ello se ha convertido en gran parte en una nueva forma de existir sobre la cual muchos están sustentando sus vidas. Latinoamérica, es y seguirá siendo un territorio de valientes y sobrevivientes. Ahora es el efecto pandemia, pero desde hace muchos años algunos países del sur, están exportando sus talentos a otras latitudes mientras que otros de cara a la necesidad pelean en sus trincheras locales.


En cualquiera de los casos, el escenario post pandemia les ha puesto sobre la acción de emergencia para sobrevivir a una economía asfixiante. Pero la naturaleza del emprendedor está hecha de una voluntad inquebrantable, exaltada creatividad y una genialidad al margen de las oportunidades de negocio.

Así es Liliana Carmona Bottier, quien, con el norte claro, esta mujer extraordinaria, venezolana, madre, profesional y por supuesto emprendedora, viene a mi pluma para contarles en síntesis un poco de su historia.

Quiero en especial conversarles un poco sobre esta ingeniosa mujer, porque sé que hay muchas en su tipo, con esa esencia de triunfadoras que nace con la mujer latinoamericana; pero es necesario exponer cómo un ser humano de la talla de esta creativa y perseverante ser humano, ha logrado contra viento y marea mantenerse erguida ante las vicisitudes y las adversidades su país Venezuela.


Profesional de la carrera Administradora de Empresas mención Mercadeo, cuenta con una larga trayectoria como Directora Creativa, además de estar certificada como Locura de Radio por la Universidad Central de Venezuela. Desde hace ya 14 años, Liliana es la creadora de una marca de zapatos y carteras denominada LCBOTTIER, convirtiéndose en empresaria al frente de locales comerciales en los mejores Centros Comerciales de la zona norte de la ciudad de Valencia, Venezuela; en donde vive actualmente.


Con el tiempo, su marca se convirtió en la pauta de un nuevo estilo de calzado para damas, elaborados en cuero por dentro y por fuera, brindando confort y frescura al caminar; diseños confeccionados con estrictos estándares de calidad, material 100 % orgánico y ecológico y con modelos ajustados a cada temporada; y por supuesto bolsos y carteras a combinar. Una marca inspirada en la mujer latina, polifacética al vestir, adaptando sus diseños a todo momento y enfocados en la mujer trabajadora, deportista, madre, amiga, casual o elegante, pero, sobre todo, cómoda.


Dado que sus estrategias de marketing se basan: “en el show room no se vende, se asesora”, Liliana insistió siempre en que un producto como el calzado debe estar diseñado en la medida de lo posible a la fisionomía del pie, según el estilo de vida de cada cliente. De allí que, en el 2016 decide expandirse y distribuir su marca a través de aliados comerciales a nivel nacional. Estamos hablando de sostener una marca en una época en la que Venezuela estaba (y continua) bajo la sombra de un régimen que practica una economía de mercado cerrada y favorable a la centralización. Algo que no ha podido con la voluntad emprendedora del venezolano.


La iniciativa, le lleva a traspasar fronteras, y es cuando viaja a los Estados Unidos de América y gracias a una serie de contactos en El Doral, en la ciudad de Miami; logra introducir su marca a través de una serie de actividades de networking que le permiten instalarse en puntos estratégicos, tal como lo fue el “Paseo de las Artes”, con un stand permanente de exhibición y venta que lleva a Liliana con su marca LC Bottier, a ser entrevistada en distintos medios de comunicación como “Diario Las Américas” y en programas de televisión, entre ellos “ Acceso Total” de Telemundo, dando cobertura a su trabajo como emprendedora venezolana.

Otros espacios de relevancia comercial en la ciudad de Miami, contaron con la presencia de LC Bottier, tales como “Sentir Venezuela, Brickell Fashion Market, entre otros” y que sirvieron de locación para que Liliana Carmona Bottier, cumpliera sus metas con ímpetu de triunfadora, y así incursionar en el competitivo mercado norteamericano, al tiempo de dejar en alto a su país, a través de una exitosa muestra de cómo ser emprendedora y triunfar con tesón y esfuerzo.


En el 2020, esta interesante y exitosa mujer de negocios, mercadólogo, dueña de marca con peculiares diseños de calzado y carteras, regresa a Venezuela a causa de la pandemia del COVID-19, dejando huellas importantes en el sur de los Estados Unidos y esperando pronto volver para retomar un mercado habido de sus productos, a gusto de sus consumidores en la mayoría latinos.


Durante año y medio, desde su casa, sigue creando nuevos diseños, comercializando sus productos a través de los distintos medios digitales, pero lo más importante es que como la mayoría, se ha reinventado hacia un enfoque de neuromarketing que como coach permite a nuevos emprendedores ser visibles en tiempos de pandemia, con su nuevo proyecto radial FABRICANDO EMPRENDEDORES.


Con este proyecto Liliana brinda apoyo a emprendedores de todas las edades, abriendo un espacio público para que se conozca el trabajo de muchos que, como ella, tuvieron que pasar por miles de complicaciones y obstáculos para ser visibles. Actualmente, esta increíble mujer, dueña de la innovación y la creatividad, sigue apostando a las mejores oportunidades que como emprendedora siempre está abierta a dar frente.


Su propuesta con su marca LCBOTTIER siempre se inspiró en la mujer latina, polifacética al vestir, adaptando sus diseños a todo momento y enfocados en la mujer trabajadora, deportista, madre, amiga, casual o elegante, pero, sobre todo, cómoda y es por eso que, continúa siendo la preferida en el mercado local. Si quieres conocer sus diseños en calzados y carteras puedes visitar su cuenta de ig a través de @lcbottier.


Su mensaje a los jóvenes diseñadores de moda y emprendedores:

¡Emprendan! No se queden solo con diseñarles a otros; vayan más allá. Arriésguense a crear una empresa para que el talento venezolano esté en tiendas y trascienda fronteras, con sus propias firmas y sobre todo seamos generadores de empleo.


Liliana Carmona Bottier, es una emprendedora de Alto nivel, que nos llena de orgullo y estamos seguros que, de la mano de Dios, pronto tendremos la oportunidad de contar con sus productos en los Estados Unidos de América, dejando, como siempre en alto a su amada Venezuela.