Casa De Vacaciones Una Exitosa Propiedad


Muchas personas sueñan con tener una propiedad secundaria en un entorno tropical o en un lago al que puedan viajar y disfrutar del tiempo con su familia. Esta podría ser su casa de vacaciones, su escape, su oasis, su lugar de relajación y rejuvenecimiento y también podría ser un destino de retiro. Pero ¿cómo puede la persona promedio permitirse lo que muchos consideran un lujo? En un mundo y vida tan ajetreada, ¿cómo puede la persona o la familia promedio hacer tiempo y encontrar el dinero para invertir en una propiedad que podría brindarles el descanso que tanto necesitan y brindarles la oportunidad de refrescarse y recargar energías? Hay mucha investigación por hacer y hay varios pasos que uno debe seguir para realizar este sueño de ser propietario de una casa de vacaciones, pero si se hace de manera ordenada, este sueño podría convertirse en una realidad maravillosa, gratificante y exitosa.


UBICACIÓN

El primer paso para asegurar que la compra de la propiedad vacacional sea exitosa es considerar la ubicación. En primer lugar, un individuo debe decidir si se siente atraído por un lugar tropical, una escapada a un centro turístico de montaña o una casa de campo en un pueblo pequeño, y esto determinará dónde debe enfocar su búsqueda de la segunda casa perfecta. Uno debe investigar el área deseada y conocer las costumbres locales y las leyes de bienes raíces, las leyes de impuestos a la propiedad, si la casa podría usarse como una propiedad de alquiler por ciertos períodos de tiempo y si la propiedad puede renovarse o cambiarse para adaptarse a las necesidades de uno. La mejor manera de llevar a cabo esta investigación es ponerse en contacto con un agente inmobiliario local con experiencia que conozca bien el área y que pueda proporcionar un informe completo sobre toda la información necesaria para comprar una buena propiedad sólida y que pueda asesorar al comprador sobre todos los aspectos locales. comodidades, lo que puede hacer que la propiedad sea aún más deseable. En mi opinión, y por mi experiencia en el pasado, encontrar el agente inmobiliario adecuado es absolutamente esencial para encontrar la propiedad adecuada. Un gran agente de bienes raíces alejará a una persona de hacer una compra basándose únicamente en la emoción y le proporcionará al comprador todos los hechos que aseguran una gran compra.



Dinero

Decidir cuánto invertir en una propiedad será dictado en parte por el área en la que una persona busca comprar y esto determinará la cantidad que se necesita para el pago inicial. Es muy importante ponerse en contacto con un agente hipotecario local para asesorar sobre los requisitos bancarios locales y las tarifas o impuestos para no residentes que pueden ser aplicables. En algunas áreas, puede que no exista la posibilidad de que los no residentes obtengan financiamiento y esto puede significar que la propiedad podría ser inalcanzable o requeriría una gran cantidad de infusión de efectivo. Encontrar una propiedad que tenga un precio por debajo del valor de mercado debido a su antigüedad o estado de deterioro podría ser una buena inversión y brindar la oportunidad de generar capital en un corto período de tiempo. También es muy importante tener en cuenta los costos continuos de seguro, mantenimiento y reparaciones y servicios públicos. Ahorrar dinero para la compra de la propiedad y presupuestar las renovaciones inmediatas necesarias, además de poder reservar una asignación mensual para los costos continuos, determinará si el sueño de poseer una propiedad vacacional puede convertirse en realidad y cuándo.


Construyendo Equidad

Una vez que se compra la propiedad, lo más probable es que sea necesario hacer algunos cambios o, en algunos casos, puede requerir una renovación importante. En este punto, es hora de arremangarse y sudar la equidad que puede aumentar inmediatamente el valor de la propiedad. Si no es capaz de hacer el trabajo necesario, contratar a un contratista local de confianza sería clave para garantizar que las renovaciones se completan con los permisos adecuados y se completen según los códigos de construcción locales, a tiempo y dentro del presupuesto.


Vacaciones Versus Inversión

Algunas personas pueden decidir que la propiedad se usará solo para sus vacaciones personales, pero otras pueden decidir que les gustaría generar ingresos de la propiedad arrendados a corto o largo plazo y esto requeriría que la propiedad sea debidamente asegurada para reflejar su estado como propiedad de alquiler. Sería necesario tener la propiedad completamente amueblada. Contar con una empresa administradora o un agente de bienes raíces local que ayude en el arrendamiento y la inspección periódica de la propiedad brindaría tranquilidad al propietario, sabiendo que la propiedad está bien cuidada y que cualquier problema con los inquilinos se resolverá rápidamente. La selección de posibles inquilinos o arrendatarios es primordial. Además, si la propiedad está en un país diferente, es extremadamente importante hablar con un abogado sobre las implicaciones del impuesto sobre la renta que podrían resultar de obtener ingresos en un país extranjero.



Conclusión

Tener una propiedad de vacaciones es algo que la mayoría de la gente siente que es inalcanzable y es solo para los ricos. Sin embargo, en mi opinión, las propiedades de vacaciones están disponibles para todos y para cualquiera que esté dispuesto a tomarse el tiempo para investigar, dispuesto a invertir el dinero para esta compra y potencialmente poner su sudor para aumentar el valor de la propiedad. Esta persona entablará buenas relaciones sólidas con agentes inmobiliarios y posibles contratistas y vendedores en la localidad de la casa de vacaciones. Este individuo considerará esto como una oportunidad para pasar tiempo en un lugar maravilloso que puede brindarle muchos años de disfrute. Esta persona también puede ver esto como una empresa comercial que podría generar ingresos adicionales como un alquiler a corto o largo plazo. La casa de vacaciones perfecta tiene hilos invisibles que atraen al comprador hacia su paisaje tranquilo y sus acogedoras habitaciones. La casa de vacaciones perfecta está lista para ser disfrutada no solo por una persona, sino también por sus hijos y nietos. Es un legado que perdurará por generaciones y brindará a una persona o familia recuerdos que son insustituibles e inimaginables