3 COSAS QUE NO SABÍAS

Sobre La Historia De Los Perfumes Que Todo Hombre Exitoso Debe Saber



El mundo de las fragancias puede transportarnos a otros lugares y contar una historia sobre quiénes somos, pero estamos seguros de que hay muchas cosas interesantes sobre los perfumes que aún hay por descubrir.

¡Demos un viaje por el tiempo y revelemos algunos datos sobre el origen de los perfumes!


Como auténticas joyas, los perfumes siempre han ocupado un lugar privilegiado para hacer más agradable la vida de quien lo lleva y con quienes se relaciona. Con la misión de encontrar las mejores fórmulas que respondan a los deseos y gustos del momento, los maestros perfumistas, llamados “Nariz”, dedican su vida a encontrar nuevas materias primas, emplear su inspiración y pasar largas jornadas ante sus órganos de perfumista con diferentes mezclas de esencias, desplegando su creatividad y creando auténticas obras de arte que buscan perdurar en el tiempo y la memoria, haciendo sentir mejor a quien las lleva.

Los expertos en psicología opinan que el uso de estas ricas esencias aumenta la autoestima y favorece las relaciones sociales. Una persona se perfuma para encontrarse bien consigo mismo y también con los demás. Es un elemento relevante de la personalidad, de ahí la gran variedad de perfumes que se adapta a todo tipo de persona y a las diferentes emociones que busca transmitir: seguridad, sensualidad, empoderamiento… con una proyección mayor de lo que puede parecer a primera vista. Para apoyar esta afirmación basta recordar la importancia del perfume a lo largo de la Historia y en todas las civilizaciones. Comencemos.

¿Cuál fue el primer perfume mundialmente conocido?


El significado y estado del perfume se desarrolló de forma distinta en cada país, por lo que hubo muchos tipos de fragancias que se consideraron perfumes mucho antes de que se introdujera el primer perfume moderno. Fueron los húngaros quienes finalmente introdujeron los perfumes como un aroma moderno y usable, hecho con aceites perfumados mezclados con una solución de alcohol. El primer perfume hecho para uso personal fue creado para la Reina Elizabeth de Hungría, mundialmente se le conoce por todo Europa como Agua de Hungría. Su esencia era dominada por ingredientes naturales como el romero y tomillo.


Cómo escoger un perfume

Las hermanas Alicia e Isabel Fernández, de NADIA, tienen una máxima: “Dentro de los gustos personales de cada uno, hay que tener en cuenta el momento y el uso que se le dará al perfume. Es decir, si es para todos los días, si es para trabajar, si es para la noche o para algún evento especial. Y por supuesto. hay que probarlo en la piel”.


Por cierto, si te emociona o te pone el vello de punta en un primer acercamiento, quédate con él.

En esta selección hay para todas: reediciones de perfumes clásicos que se transforman en brumas, perfumes muy frescos y con olor a limpio y con olor a limpio, perfumes con olor a bebé para adultos, ediciones florales y dulces para las que disfrutan de la primavera y el sol, fragancias que evocan el sol de verano en la piel y creaciones muy especiales que hacen única a quién las lleva.


Encontrarás aquí las mejores facetas de ingredientes como el almizcle, el haba tonka, el ámbar... y de flores como los lirios o las mimosas, además de las rosas empolvadas más delicadas y femeninas. Y por supuesto, nombres y firmas inigualables que avalan su garantía de éxito: de Dior a Chanel pasando por Aerin, Tiffany, Calvin Klein o Gucci, sin olvidarnos de la perfumería de autor o perfumería nicho, con firmas como Diptyque o 19-69. Este último, cada vez más demandado por la búsqueda de la exclusividad.


Sí, el mundo de la perfumería es casi infinito, pero te garantizamos que estos 25 perfumes de mujer son la representación más completa para elegir, POR FIN, tu perfume. Aquí no cabe la indecisión. Buscan completar el círculo con sensaciones y emociones fuertes como el poder, la energía o la ternura. EMOCIONAN, en mayúsculas y sobre todo, te definen y homenajean cada vez que los usas.